¿Para qué meditar?

 

 

Entonces,

 

 

¿Para qué meditar?

 

 

Sorprende cuando te preguntan “¿Por qué meditas”. Es como si te preguntaran “¿Por qué respiras?”.

 

 

Los beneficios de la meditación se extienden por todo lo que hacemos. Es tener más energía y mejor salud, pensar y trabajar con mayor eficiencia y disfrutar más de la vida. Sentirse relajado y consciente es el equivalente mental de estar en forma y tener buena salud.

 

 

Es cierto que las personas, a menudo, tienen una razón precisa para meditar, pero también con frecuencia obtienen algo diferente, o algo más, de lo que esperaban. Buscan alivio a su insomnio y encuentran que sus relaciones mejoran, tienen un problema de hipertensión y encuentran paz y un propósito en su vida.

 

 

La práctica de la meditación es como la obtención de una buena salud, requiere tiempo y esfuerzo, y hay que evitar tener expectativas poco realistas sobre lo que se puede alcanzar.

 

 

La gente medita por muchas razones:

 

  • Relajación.
  • Salud.
  • Paz interior y armonía.
  • Mejorar y Aumentar la Concentración.
  • Mejorar el rendimiento deportivo.
  • Conseguir mayor Inspiración y Creatividad.
  • Calidad de vida.
  • Auto-comprensión y/o terapia.
  • Despertar espiritual

 

 

Tal como explica el Maestro Sogyal Rimpoché: "Meditar es romper completamente con nuestra forma normal de operar, puesto que se trata de un estado libre de toda preocupación e inquietud en el que no hay competitividad, no hay deseo de poseer ni aferrar nada,...; es un estado sin ambiciones en el que no hay aceptación ni rechazo, ni esperanza ni miedo..."

 

 

A poco que nos fijemos en nuestra propia mente, nos damos cuenta lo maleable que es. Este aspecto es positivo en cuanto a que podemos entrenarla de la manera que queramos. "... ya estamos perfectamente entrenados... a tener celos, a aferrar, a estar angustiados y tristes..."

 

 

Así, Rimpoché nos muestra cuatro matices fundamentales que deberemos tener en cuenta: "... tiempo, paciencia, disciplina y un entrenamiento adecuado..."

 

 

"El propósito de la meditación consiste en despertar en nosotros la naturaleza de la mente e introducirnos en aquello que en realidad somos... En la quietud y el silencio de la meditación, vislumbramos esa profunda naturaleza interior que hace tanto tiempo perdimos de vista entre la agitación y la distracción de nuestra mente, y regresamos a ella. Resulta verdaderamente extraordinario que nuestra mente no pueda estarse quieta más de unos pocos instantes sin anhelar distracción...".

 

 

Con mi Maestro, Víctor M. Fernández Casanova

Lápida conmemorativa en la tumba de Mikao Usui

Curso de Reiki 1 (Shoden) a personal sanitario. Junto mi Maestra Diana Llapart, presidente de la AMTH.

Sogyal Rimpoché

Curso de Maestría en CA LA TONA (Vic)